LocosBajitos

Educación, Salud y Ocio para padres e hijos

Acerca | Subscripción | Feed

Baja maternal

La duración de la baja maternal siempre es motivo de discusión. España es uno de los países con la baja maternal más corta de Europa [comadronas.org].
La verdad que con 16 semanas se debe hacer muy duro llevar a los pequeñines a la guardería, o dejarlos con alguién. Por ello, se ha tramitado una petición para pedir al gobierno que amplie esta baja a 6 meses. Si os perece buena idea, podeis votar en petitiononline

¿Dónde está el manual de Vanesa?

De vez en cuando me pregunto si tener hijos no es, en general, demasiado sencillo. Vaya por delante que me refiero al caso de parejas sin problemas de fertilidad, con embarazos normales, y con economías suficientes para cubrir las necesidades de una familia con hijos. Es decir, a mucha gente.

Analicemos paso a paso, en primer lugar, La Concepción. Aquí estaremos todos de acuerdo, “hacer” hijos es fácil. No hay que cumplir ningún prerrequisito, no hay exámenes, la técnica no es complicada, es gratis y, encima, es divertido. Es tan sencillo, que más de uno ha ‘acertado’ a la primera….. . Cualquier otra faceta de nuestras vidas es más complicada, para trabajar hay que tener conocimientos, para conducir hay que obtener un carné, para votar hay que tener 18 años. Todo es más difícil, o más caro, o requiere más tiempo que hacer un hijo. De hecho, si lo comparamos con el proceso más parecido, la adopción, la diferencia es tan abismal que, como mínimo, resulta injusta.

Sigamos con La Gestación y el Parto. Aquí quiero ser muy prudente y recordar que me refiero a embarazos normales (no quisiera herir los sentimientos de nadie). En esta fase la naturaleza es la que manda, la técnica permite sortear ciertos problemas pero, si la mujer está sana, no se puede hacer nada bien ni mal, básicamente toca esperar unas 40 semanas y sufrir unas horas durante el parto.

Por último La Educación. Sobre la formación de los hijos hay muchas opiniones, tendencias, consejos. De hecho para cualquier teoría sobre cualquier faceta de la educación encontraremos defensores y detractores, bibliografía a favor y en contra. Uno simplemente sigue sus instintos, su sentido común, porque no se puede tener la certeza de estar en lo correcto, no hay una relación causa-efecto inmediata, nuestros aciertos y errores acabarán marcando la personalidad de nuestros hijos, pero siempre en el largo plazo cuando ya es difícil rectificar.
Durante el proceso no hay evaluaciones parciales, no hay multas por exceso de velocidad, nadie va a decirnos cómo educar a nuestros hijos y, si lo hacen, no pueden obligarnos a cambiar. ¡Solo faltaría!.

Y, al final, no hay examen, nadie aprueba ni suspende, o si….. El pasado domingo, 2 de Octubre, leí un artículo de Lea del Pozo, ‘Chicas, la otra cara de las bandas latinas’, publicado en el Magazine de La Vanguardia. Habla del papel de las jóvenes en las bandas latinas que, en los últimos años, han llegado a las ciudades españolas, hacia el final del mismo describe una fiesta:

“Los padres de las homenajeadas también han venido. Están sentados en las pocas sillas que hay. Han pagado la fiesta: local, bebida gratis para todos y un gran pastel de nata con cientos de velas. Sus hijas cumplen 15 años.
Vanesa viene y va. Está encantada. Para la ocasión ha elegido un vestido ceñido y corto, y unos zapatos con cintas hasta las rodillas. Su madre está disgustada, se debate entre la rabia y la tristeza. ‘Crees que me gusta verla vestida así, yo no la he educado para esto. Parece una…’ [...] ‘No puedo con ella, pero esto no puede ser. ¿Te crees que me gusta que vaya con esta gente? No quiere estudiar ni trabajar, la expulsaron de su colegio y, ahora, apenas va al nuevo instituto’ [...]
Y mientras su madre la sigue con la mirada, alguien llama a Vanesa. Ella corre. Es el líder de los panteras negras, su novio. Esta noche, todo el mundo la respeta un poco más.”

Mi primera reacción fue echar cuentas. Mi hija mayor tiene casi 9 años…. Seguramente no llegará a encontrarse en una situación parecida, mas que nada, porque vivimos en un entorno diferente al de los protagonistas del artículo. Pero no puedo evitar pensar si la estoy preparando correctamente, si la estoy ayudando a que, cuando llegue el momento, tome las decisiones acertadas o si, por el contrario, llegará un día en que me sentiré como la madre del artículo.

Resulta que lo complicado es, precisamente, que no haya condiciones, que no haya normas, que no exista un libro de instrucciones. Se que no puede haberlo, que no debe haberlo y, sin embargo, a veces me pregunto ¿ dónde esta el manual de Vanesa ?

Las 8 características básicas de las sillitas

Una vez que te pones a buscar sillitas, yo te aconsejaría que tuvieses en cuenta por lo menos estas características:

  • Comodidad: En primer lugar la del niño. Que sea amplio el capazo y la silla. También la comodidad de los padres debe ser tenida en cuenta: el tipo de mango, las bolsas acopables, la altura,...
  • Número de ruedas: Lo habitual son tres o cuatro (o cuatro pares de ruedas). Parece que las de cuatro son más urbanas y más faciles de manejar. Las de tres más “rurales”, más como para paseos en el monte. Los de tres ruedas suelen ocupar más plegados.
  • Plegado: El sistema de plegado debe ser fácil, y se debe vigilar el sitio que ocupan. Ojo al maletero del coche, que con los trastos de los niños se ocupa enseguida.
  • Dirección de la marcha: Suele ser muy útil poder elegir hacia donde miran los niños cuando van sentados. Hacia delante, o hacia la persona que conduce la silla.
  • Seguridad: Que no le de problemas de espalda al niño ya desde el principio. Asegurate una marca de confianza.
  • Ruedas grandes o pequeñas: Las pequeñas mejor para ciudad.
  • Peso: Ten en cuenta la de horas que te vas a mover con él!
  • Reclinable: Las sillas que se pueden reclinar a tumbado ayudarán a tu bebe a echarse largas siestas cómodamente.

Suerte con la elección. Nosotros nos decidimos por la BugaBoo , una maravilla, bajo nuestro punto de vista. ¿qué modelos os han resultado más cómodos?

La sillita

Para elegir una buena sillita se deben tener en cuenta dos cosas. Que casi hay que hacer un master sobre ellas, y que hay que patearse todas las tiendas para buscar el mejor precio y modelo.

Si no tienes ni idea del mundo del bebé, como suele pasar con los primerizos, para ir a una tienda de bebés y preguntar por las silletas, debes estar preparado para una importante avalancha de información: capazos, grupos 0, homologados para el coche, no homologados, sillas de seguridad, grupos 1 y 2, maxicosis, sacos, burbujas… y así un sinfín de cosas que por lo visto necesitan los bebés para sobrevivir en el mundo de los adultos.

Las silletas deben ser lo primero cómodas, tanto para el bebé, como para los padres. Cómodas al recogerse y plegarse, cómodas para manejarlas en la ciudad o en el campo (según el uso de cada cual, claro), cómodas para que el bebé duerma placidamente.
Las silletas suelen tener tres accesorios fundamentales: la silla propiamente dicha, que los bebés pueden usar aproximadamente a partir del cuarto o quinto mes. El capazo, dónde los recién nacidos van tumbados completamente y deben ir los cuatro o cinco primeros meses. Y el “grupo 0” o “maxicosi” (maxicosi es en realidad una marca comercial).

El grupo 0 es en realidad una silla de seguridad, diseñada para el automovil, lo que pasa que tiene la ventaja que se puede adaptar al chasis de la silita, y por tanto es muy cómodo para mover del automovil a casa y viceversa a los niños. En el maxicosi los niños no van tumbados, si no ligeramente encorvados, y no se recomienda que pasen en ellos más de tres horas. El grupo 0 se adapta, como el capazo, hasta los cuatro o cinco meses del bebé.
(Las fechas son aproximadas, siendo el factor determinante el tamaño y el peso del niño)

Habrá más información sobre las sillas…

Las clases de preparación al parto

Que conste que hablo aquí con una visión masculina. ¿por qué deberías acudir a las clases pre-parto con la madre de tu hijo?

Bueno, por mi experiencia, son unas clases muy provechosas para la pareja. El curso al que hemos asistido nosotros consta de dos partes. En la primera acuden únicamente las mujeres embarazadas y hacen gimnasia, respiraciones, juegos con pelotas y esas cosas. Después aperecemos los hombres y una matrona nos da una charla de una hora.

Estas charlas se nos han hecho muy interesantes a los dos. Te explican numerosas cosas que realmente crees conocer pero te das cuenta que lo tenías como en una nebulosa en la cabeza. Te hablan de los cambios físicos en las mujeres, de cómo se desarrolla el niño en el embarazo, de los momentos previos y posteriores del parto, por supuesto del parto, y de los primeros días de los bebés.

Si teneis oportunidad, os aconsejo a todos los padres de las criaturas a que no dejeis de acompañar a vuestras parejas.

© locosbajitos.com - Acerca - Contacto - Información legal y técnica - Educación, Salud y Ocio para padres e hijos